Skip to main content

Seguridad en la piscina y al nadar

Como el proveedor de agua más grande del Valle, SRP te recuerda vigilar siempre a tus niños cuando estén cerca del agua. Sigue estos consejos para protegerlos y evitar accidentes este verano y durante todo el año.

  • Designa a una persona responsable para que vigile a los niños cuando estén en la alberca. De preferencia una persona que sepa nadar y dar CPR, que no consuma alcohol o se distraiga con el celular al cuidar a los niños.
  • Coloca chalecos salvavidas a los niños que no sepan nadar. Asegúrate que estén aprobados por la Guardia Costera de los Estados Unidos. Los flotadores usados en los brazos no están diseñados para salvar vidas.
  • Asegúrate que naden lejos de trampolines y resbaladillas para evitar golpearse o ser golepados por otros niños y que cuando brinquen a la alberca el área este despejada.
  • Evita que corran o jueguen alrededor de la alberca. Si el piso alrededor esta mojado pueden resbalarse y lastimarse.
  • Mantén un equipo salvavidas cerca de la alberca y aprende a usarlo. Se recomienda incluir un palo largo, una cuerda y llantas salvavidas.
  • Aprende CPR y motiva a tus amigos y familiares a hacer lo mismo.
  • Coloca en un lugar visible las instrucciones de resucitación cardiopulmonar (CPR) y el número 911 para cualquier emergencia.
  • Instala una reja de barrotes verticales que se cierre por si sola. El espacio entre los barrotes debe ser menos de 4 pulgadas.
  • No dejes muebles cerca de la reja de la alberca que los niños puedan usar para saltarla y entrar a la alberca.
  • Mantén juguetes y mascotas lejos de la alberca; pueden provocar que un pequeño caiga al agua.
  • Al terminar de estar en la alberca, asegúrate que todos se hayan salido y de cerrar la reja con candado.
  • Asegúrate que el interruptor GFI de la luz de la alberca funcione bien.
  • Asegúrate que el equipo de limpieza de la alberca, como el cepillo y el palo de metal, no toquen los cables de luz.

Información adicional