Skip to main content

Precauciones con los monzones

La temporada de monzones empieza los primeros días de julio. Las lluvias, viento y relámpagos que se generan pueden derribar los postes del tendido eléctrico. Para evitar accidentes ocasionados por los monzones, recuerda lo siguiente:

  • Si ves un poste de luz caído, por favor mantente alejado de él por lo menos 100 pies de distancia. Pídele a las personas a tu alrededor que hagan lo mismo. Personal de SRP avisará al público cuando puedan transitar de nuevo el área.
  • Si le cae un poste a tu automóvil y te encuentras dentro, quédate dentro del auto hasta que llegue el personal de rescate.
  • Si es absolutamente necesario salir del auto, procura no tocar el vehículo y el suelo al mismo tiempo. Salta del vehículo de tal manera que puedas caer sobre ambos pies juntos. Procura no separar los pies mientras te alejas cuidadosamente del vehículo hasta estar al menos a 100 pies de distancia.
  • Jamás intentes rescatar a una persona atrapada en un vehículo que este tocando los cables eléctricos. Marca el 911 inmediatamente para que envíen a un rescatista profesional.
  • Procura no nadar ni ducharte durante una tormenta. Puede caer un relámpago en la alberca o impactar la tubería hasta la regadera.
  • Si te es posible, desconecta tus aparatos electrónicos para evitar algún daño por los relámpagos.
  • Mantente alerta para no estorbar al personal que esté reparando daños.
  • Ten a la mano una lámpara de mano o linterna y suficientes baterías por si necesitas usarla por un tiempo prolongado.

Si alguien toca los cables de luz con corriente

Si ves a alguien tocar un cable de luz de bajo voltaje no toques a la persona. Si puedes, corta la electricidad. Si no puedes hacerlo, usa un material no-conductor (madera seca, una cuerda, un mango de escoba) para separar a la persona del cable de luz.

Si la persona está tocando un cable de alto voltaje, marca al 911 e inmediatamente a la línea de SRP. No toques a la persona, ni trates de separar a la persona del cable. Mantente a 100 pies de distancia de los cables.

Una vez que se logre separar a la persona del cable de luz, se debe:

  • Revisar su pulso y respiración. Si no está respirando, inicia las maniobras de respiración boca a boca. Si el corazón no está latiendo, inicia las maniobras de resucitación cardiopulmonar si sabes cómo hacerlo.
  • Administra tratamiento contra el shock. Mantén a la víctima acostada. Si esta inconsciente, ponla de lado para permitir la salida de fluidos. Cúbranla para que no pierda calor corporal.
  • No muevas a la víctima si hay sospecha de lesión del cuello o de la columna.
  • Las quemaduras se deben sumergir en agua fría. No apliques aceite ni grasa. Para las quemaduras severas, quita la ropa sobre las quemaduras y cúbrela con un vendaje estéril.

Al principio

Si los cables de luz caen sobre tu auto

Si es posible, permanece en tu vehículo hasta que llegue el equipo de rescate. Si es necesario salir de tu vehículo, evita tocar el auto y el suelo al mismo tiempo. Salta de tu vehículo tratando de caer con los dos pies juntos. Procura no separar tus pies y retírate a saltos o deslizando tus pies hasta que te encuentres alejado del vehículo a 100 pies de distancia. Si intentas correr, tus piernas sirven de puente entre áreas de alto y bajo voltaje y pueden producirte un choque eléctrico.

Al principio

Si sufres un incendio ocasionado por la electricidad

No uses agua para apagar estos incendios, ni los de maquinaria o cables. Desconecta los aparatos o corta la electricidad desde el panel eléctrico si puedes. Si el incendio es pequeño, usa carbonato de sodio o un extinguidor de tipo químico seco.

Al principio

Si te da olor a gas en tu casa

El gas natural no tiene olor, sin embargo, se le ha agregado un olor para que sepas cuando haya alguna fuga. Normalmente se distingue por oler a huevo podrido. Si hay olor leve a gas, pudiera ser que el piloto de algún aparato necesite prenderse. Si el olor persiste después de encender el piloto, abre las ventanas (las superiores también) y las puertas del cuarto e inmediatamente llama a la compañía de gas.

Si el olor a gas en tu casa es muy fuerte:

  • Sal inmediatamente.
  • No enciendas ningún aparato de gas ni eléctrico, ni enciendas las luces.
  • No enciendas velas, ni cerillos, ni uses tu teléfono.
  • Llama a tu compañía de gas de la casa de un vecino o teléfono público

Al principio

Si se incendia tu ropa

No corras. Detente dondequiera que estés, tírate al piso, cúbrete la cara con tus manos, y rueda sobre el suelo hasta que se apaguen las llamas. Si la ropa de otra persona se incendia, tírala al piso y haz que ruede sobre el suelo, o sofoca las llamas con una manta o alfombra.