Skip to main content

Electrodomésticos

Refrigerador y congelador

Después de tu calentador de agua, tu refrigerador es normalmente el electrodoméstico más costoso de operar. Los siguientes consejos pueden ayudarte a reducir los costos de operación.

  • Mantén tu refrigerador o congelador lleno pero no sobrecargado. Usa contenedores de agua o bolsas de hielo para llenar espacios vacíos.
  • Las temperaturas recomendadas por los fabricantes son entre 35 a 38 grados para los compartimentos de comida fresca y 0 grados para la sección del congelador. Mide la temperatura dejando un termómetro en la parte de en medio del refrigerador toda la noche.
  • Evita colocar un refrigerador o congelador en tu cochera o patio. Operar ese tipo de unidades en áreas sin refrigeración puede costarte $100 más al año para operarlos.
  • Limpia las bobinas debajo o en la parte trasera del refrigerador varias veces al año para ayudar a la unidad a funcionar adecuadamente.
  • Mantén la puerta del refrigerador cerrada. Cada vez que se abre, se escapa 30% del aire frio.
  • Verifica que los rellenos o empaques del refrigerador y congelador estén en buenas condiciones y sellen bien. Coloca un billete y cierra la puerta. Si puedes remover el billete fácilmente sin sentir ninguna fricción o rigidez, probablemente necesites reemplazarlos.

Lavadora de trastes

Aproximadamente entre el 70 y 80% de la energía que se usa para lavar los platos se usa para calentar el agua. Aquí algunos consejos para ayudar a tu lavaplatos a funcionar de manera más eficiente.

  • Elimina la función para secar los platos con aire caliente. Usa el botón de "energy-saving" en tu lavadora de platos o seca los platos con puro aire para ahorrar hasta un 20% en los costos de electricidad de tu lavadora de platos.
  • Usa la lavadora, secadora y lavadora de platos cuando estén llenas, para ahorrar agua y energía.
  • Usa la lavadora de platos durante el período más fresco del día (temprano en la mañana o al anochecer), cuando tu aire acondicionado trabaja menos, para reducir el calor y la humedad extra que produce la lavadora de platos.
  • Al comprar electrodomésticos nuevos busca la etiqueta ENERGY STAR.

Estufa eléctrica y horno

Aquí tienes algunas ideas para que el cocinar y hornear sea más amigable con tu bolsillo.

  • No precalientes el horno para cocinar alimentos que tarden mucho tiempo y apágalo 15 minutos antes de que este la comida.
  • Mantén la puerta del horno cerrada mientras estés cocinando. Cada vez que la abres mientras cocinas, se pierden entre 25 a 30 grados de calor.
  • Maximiza el uso de tu estufa y horno usándolos a toda su capacidad. Si es posible, cocina todo lo que puedas al mismo tiempo.
  • Reduce la pérdida de calor usando sartenes planos y tapaderas que cierren bien y que sean del mismo tamaño que el quemador.
  • En el verano, utiliza la parrilla o el horno de microondas para mantener la cocina fresca y reducir los costos de energía.

Al principio